Affiliate Disclosure

Stylized i character

None of our reviews are sponsored. We earn a commission when you purchase items through our links.

La mejor máquina de pan


Pasamos 36 horas investigando y probando para determinar qué máquina de pan hornea el mejor pan. Después de semanas de hornear locuras, debilidades y triunfos, el probado y verdadero Zojirushi - BB-PAC20 ganó nuestra elección para la mejor máquina de pan. Si bien es la máquina más cara de nuestra línea, esta máquina es sólida, consistente y ofrece características avanzadas que llevan la cocción automática del pan por encima. A un cuarto del costo de un Zojirushi, nuestro subcampeón  Oster - CKSTBRTW20 ofrece muchas de las mismas características incluidas en un paquete más pequeño, más liviano y más amigable. Usados tanto por principiantes como por expertos, aprendimos cómo estos prácticos electrodomésticos hacen que la panificación sea fácil y agradable.

Los mejores opciones

Mejor en general


Zojirushi

BB-PAC20

Más rentable


Oster

CKSTBRTW20

e spent 36 hours researching and testing to determine which bread machine bakes the best bread. After weeks of baking follies, foibles and triumphs, the tried and true Zojirushi BB-PAC20 earned our pick for best bread machine. While it is the most expensive machine in our lineup, this machine is solid, consistent and offers advanced features that take automatic bread-baking over the top. At a quarter of the cost of a Zojirushi, our runner-up Oster CKSTBRTW20 offers many of the same features packed into a smaller, lighter and friendlier package. Used by novices and experts alike, we learned how these handy appliances make breadmaking easy and enjoyable.

Cómo seleccionamos a los finalistas para evaluar

Compara las mejores máquinas de pan

La historia de las máquinas de pan.

¿Por qué usar máquinas de pan?

Características importantes a tener en cuenta

¿Cómo funcionan las máquinas de pan?

Cómo probamos

Mejor en general: Zojirushi - BB-PAC20

Selección rentable: Oster - CKSTBRTW20

Otros finalistas que probamos

La línea de meta