Affiliate Disclosure

Stylized i character

None of our reviews are sponsored. We earn a commission when you purchase items through our links.

El mejor aire acondicionado portátil

Después de cinco veranos de pruebas en el calor de California, nuestras pruebas muestran que el mejor aire acondicionado portátil en general es el doble manguera . El mejor acondicionador de aire de ventana siempre enfriará de manera más efectiva que un portátil, pero el Whynter al menos minimizará la cantidad de aire frío que se desperdicia. Afortunadamente, este Whynter de 12,000 BTU también es bastante silencioso en comparación con el gran modelo de 14,000 BTU de la compañía que también probamos. Desde los lanzamientos más recientes de manguera única, el aire acondicionado portátil también nos impresionó.

Los mejores

Anterior

Lo mejor para las olas de calor


Whynter

12.000 BTU

mejores características


LG

12.000 BTU

Para habitaciones más grandes


Whynter

ARC14SH

próximo

fter five summers of testing in the California heat, our tests show that the best portable air conditioner overall is the dual-hose . The best window air conditioner is always going to cool more effectively than a portable, but the Whynter will at least minimize the amount of cold air that?s wasted. Thankfully, this 12,000 BTU Whynter is also fairly quiet compared to the company?s big 14,000 BTU model we also tested. From the newest single-hose releases, the portable air conditioner also impressed us.

Compara los mejores aires acondicionados portátiles

1. Lo mejor para las olas de calor: Whynter - 12,000 BTU

2. Mejor portátil de una sola manguera: LG - 12.000 BTU

3. Para condiciones extremas: Whynter - 14.000 BTU

4. Selección económica: Black + Decker - 8.000 BTU

Otros productos que probamos

Cómo seleccionamos a los finalistas para probar

Como probamos

Características importantes a considerar

¿Cómo funcionan los aires acondicionados portátiles?

Unidades de manguera simple o doble

¿Cuántas BTU necesitas?

Actualizaciones y notas a largo plazo

La línea de meta